SESE WINE Bodega Les Borges Blanques Lleida

Denominación
de origen


La denominación de origen somontano fue creada en 1984 y desde entonces ha evolucionado de forma positiva a través del campo de acción del consejo regulador, la aparición de nuevas marcas de vinos, la instalación de nuevas bodegas y el trabajo profesionalizado de los viticultores. Todo ello ha potenciado la consolidación y prestigio de esta zona vitivinícola.

La historia del viñedo en el somontano se remonta a varios siglos antes de cristo. Según documentos de la época, en el año 500 a.c. ya se cultivaba la vid en el valle del Ebro y en el siglo ii a. C. Ya existía una importante producción de vino en esta zona. Un factor que influyó en el desarrollo del cultivo de la vid y su comercio fue el asentamiento de itálicos en el somontano. Estos importaron sus avanzadas técnicas vitivinícolas contribuyendo también a la creación de las compañías de comercio.

En la edad media, el cultivo del viñedo se extiende a toda la provincia de Huesca. En esta época los monasterios son un factor influyente en el desarrollo del viñedo y provocan un fuerte aumento de plantación de cepas en sus proximidades: el vino ,por ser parte de los rituales católicos, es un producto esencial. Evolución positiva En el siglo xix, el ataque de la filoxera en el viñedo francés provocó el incremento de la producción y ventas vinícolas de la comarca, un aumento de las exportaciones y que, durante ese siglo, la producción de vino en Huesca se fuera ciñendo, cada vez más, al somontano gracias a la especialización de la zona en la producción y a la buena calidad de sus vinos.

En el siglo xx, concretamente en los años 60,el nacimiento de la cooperativa comarcal somontano del sobrarbe –que aglutinaba a gran parte de los viticultores de la zona-supone la apuesta de la zona por la viticultura de calidad como motor de la economía y los primeros pasos del nacimiento de la denominación de origen somontano que sería aprobada en 1984. A partir de se momento, y especialmente a partir de los años 90,la llegada a somontano de grandes proyectos empresariales con fuertes inversiones coloca a los vinos somontano entre los mejores de todo el país.

Un éxito de todos Ya en pleno siglo xxi somontano vive un momento histórico marcado por la llegada de nuevas bodegas, la inversión de capital, el crecimiento en producción y comercialización y el reconocimiento a la calidad de sus vinos por parte de las guías especializadas más prestigiosas y de los consumidores. Su éxito es consecuencia de todo ello y de un trabajo conjunto por parte de los viticultores, las bodegas y el consejo regulador en aras a ofrecer a los amantes del vino un producto único, diferente, en el que el territorio además de ser un elemento esencial es un destino turístico de primer orden.